Saltar al contenido

EL SERVIGROUP BENIDORM NO COMIENZA CON BUEN PIE EN SU REGRESO A LA COMPETICIÓN TRAS VOLVER DE VACÍO EN ALMERÍA (3-1)

    El Servigroup Benidorm recibió su primer revés del 2024 tras regresar de vacío del Palacio Mediterráneo de Almería al caer derrotado por 3-1 ante el Michelín Mintonette Almería con parciales de (25-20, 25-20, 15-25, 25-20).

    Adriano Lamb en esta ocasión no pudo contar con la participación por lesión del central Dani Retuerto y el atacante brasileño Walter Bortoleto, lo que sumado al esguince sufrido en la última jugada por Arnau Caparrós, dejaba al equipo mermado.

    El primer set ya fue un síntoma de lo que ocurriría sobre la pista almeriense. Los locales impregnaron al juego un ritmo muy alto que los benidormenses no supieron frenar. Así, con el 8-2 en el marcador, los locales fueron manejando el partido a su antojo hasta el 16-11 que obligaba al técnico benidormense a parar el partido. Hubo una tímida reacción pero, tras el 20-19, el equipo almeriense volvía a dominar el ataque volviendo ampliar el marcador 23-19 y dejar sentenciado el set.

    El segundo set comenzó mejor para los intereses del Servigroup Benidorm, que dominaron gran parte del set disputado con la tripleta en ataque formada por Jorge Anane, Igor Hernández y Arnau Caparrós que fueron los que llevaron el peso del ataque del equipo. Tras el tiempo muerto local con 8-13 y posteriormente 9-14 en el marcador, hubo un punto de inflexión para los almerienses, que fueron recortando la diferencia adquirida por el equipo de Lamb hasta lograr igualar el partido a 18 puntos. A partir de aquí, Torres y Yuste resolvieron el set ante la pasividad del equipo benidormense por 25-20.

    Con el 2-0 en contra y la impotencia del resultado, los benidormenses afrontaron el tercer set con el orgullo herido y saltó a la pista con la intención de darle la vuelta al partido. Fue dominador absoluto en el set, donde Igor Hernández fue el hombre más destacado del equipo. El equipo con un 8-14 a su favor, obligaba a Manuel Berenguel a detener el set para tratar de frenar la embestida benidormense, que no surtió efecto, imponiéndose por un claro 15-25.

    Parecía que los benidormenses habían despertado y podían forzar el tie-break, pero la ambición y las ganas de darle la vuelta al partido se fueron al traste tras un mal inicio de set. Un 7-2 con dos errores consecutivos de Caparrós y un desdibujado Erik Carrió ponía muy cuesta arriba la remontada. Pero de nuevo una tímida reacción del Servigroup Benidorm acercaba a los visitante a un esperanzador 13-11 que fue un espejismo. Los almerienses volvían a poner tierra de por medio en el marcador para dejar resuelto el set (25-20) y el partido, dejando a los benidormenses sin premio y con la lesión de su máximo anotador Arnau Caparrós tras una acción fortuita en el bloqueo con su compañero Raúl Castilla.

    En las próximas horas el club podría anunciar cambios en su plantilla para tratar de dar un revulsivo al equipo en la segunda vuelta de la competición.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Optimized by Optimole