Saltar al contenido

Triunfo sufrido del Servigroup Benidorm ante el Stapol CV Collado Villalba  (3-2)

    El Servigroup Benidorm conquistó dos puntos de oro al vencer en el tie-break al Stapol CV Collado Villalba en el Pabellón Raúl Mesa de Benidorm.

    Lo cierto que la victoria tiene doble mérito, ya que el equipo de Yainel Chávez cosechó su primera derrota esta temporada, llegaba invicto a Benidorm y también por lograr doblegar a su rival tras estar entre las cuerdas en el cuarto set con 14-18 en contra.

    Pero una vez más los chicos de Adriano Lamb se sobrepusieron a las adversidades y sacaron la rabia y el orgullo para forzar el tie-break y superar como una apisonadora a su rival, tras un inicio demoledor (9-0), acusando el cansancio acumulado del partido para llevarse finalmente el partido por 15-11.

    El primer set fue para el Servigroup Benidorm, que dominó desde el inicio el partido una vez más liderado por Arnau Caparrós que anotó la friolera de 36 puntos en el partido. El set finalizó cómodamente 25-18 para los locales.

    Pero el equipo de Villalba comenzó a despertar y no quería marcharse de vacío. Luis Augusto Díaz (20 puntos) y Álvaro Bernal (17 puntos) lideraron a su equipo en la cancha y poco a poco fue ganando terreno. Tras un igualado 9-9 los madrileños se marcharon del marcador, lo que obligó a Adriano Lamb a detener el partido. De poco sirvió ya que las diferencias se mantuvieron hasta el final, imponiéndose por 21-25.

    En el tercer set se repitió el mismo guión que en el segundo. El Servigroup Benidorm comenzó más fuerte, pero el Stapol CV Collado Villalba, supo aguantar las embestidas del rival y de nuevo tras el empate a 11, hubo un continuo intercambio de puntos en el marcador hasta el final. Con empate a 23, el conjunto visitante estuvo más acertado en ataque y primero Bernal y posteriormente Sabatini ponían el 23-25 que dejaban muy tocado a los locales.

    El cuarto set se le hizo muy cuesta arriba al Servigroup Benidorm que no acababa de encontrar su juego con contínuos errores. El 1-5 en el marcador presagiaba el final del partido, pero el Servigroup Benidorm se resistía a no sumar al menos un punto. Y no fue hasta el 12-16 y tras un tiempo muerto local, cuando el equipo de Adriano Lamb, volvió a ser el equipo robusto liderado por Arnau Caparrós, capaz de darle la vuelta al partido, tras lograr un parcial de 6-1, con el marcador en contra 14-18. A partir de aquí el rival desapareció del partido, dejando a su rival que volviera a creer que la victoria era posible.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Optimizado por Optimole